lunes, 15 de septiembre de 2014

Con ganas de comerme el mundo.



Why not?

Así es como me siento. 

Y he de decir que en mi vida me he sentido mejor.

Cuando te miras en el espejo, te sonríes y te dices todos los días "Hoy va a ser mi día".

Cuando sonríes, bailas y tu corazón salta de alegría.


Cuando nadie ni nada te puede amargar el día.


Cuando todo el dolor pasado ya está olvidado.

Cuando ríes sin ningún motivo y piensas "What the hell? I'm very well!".

Cuando te sientes tan bien contigo mismo que afrontas cada día como una nueva aventura.

Así me siento. Si hubiera sabido que dejar todo atrás y centrarme en aquello que me apasiona me alegraba tanto, lo habría hecho antes. Sentir esa sensación que te llena, pensar que estás en tu mejor momento, sentirte afortunada, querer comerte el mundo, dar lo mejor de ti, ser tu mejor yo.


Así estoy y así pretendo seguir muchísimo tiempo. 


Nada, absolutamente nada, va a acabar con todo lo que hoy por hoy hay en mí. 

Nada derrumbará mis metas. 

Nada me hundirá. 

Seré mi mejor yo y haré lo que más quiero en esta vida: disfrutarla al máximo y llegar a ser quien siempre he querido ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada