domingo, 6 de abril de 2014

Rammstein - Stirb Nicht Vor Mir


Esta canción se merece una entrada para ella sola. Es muy especial para mí. No hay palabras para expresarlo, simplemente disfrutad de la canción tanto como yo, porque más que yo lo veo difícil, jajaja.



Stirb nich vor mir (Dont die before I do)


Die Nacht öffnet ihren Schoß
Das Kind heißt Einsamkeit
Es ist kalt und regungslos
Ich weine leise in die Zeit
Ich weiß nicht wie du heißt
Doch ich weiß dass es dich gibt
Ich weiß dass irgendwann
irgendwer mich liebt.

He comes to me every night
No words are left to say
With his hands around my neck
I close my eyes and pass away.

I don't know who he is
In my dreams he does exist
His passion is a kiss
And I can not resist.

Ich warte hier
Don't die before I do
Ich warte hier
Stirb nicht vor mir.

I don't know who you are
I know that you exist
Stirb nicht
Sometimes love seems so far
Ich warte hier
Your love I can't dismiss
Ich warte hier.

Alle Häuser sind verschneit
Und in den Fenstern Kerzenlicht
Dort liegen sie zu zweit
Und ich
Ich warte nur auf dich.

Ich warte hier
Don't die before I do
Ich warte hier
Stirb nicht vor mir.

I don't know who you are
I know that you exist
Stirb nicht
Sometimes love seems so far
Ich warte hier
Your love I can't dismiss.

Stirb nicht vor mir.


sábado, 5 de abril de 2014

Eurovisión 2014

¡Buenas tardes, bloggeros!

Hoy toca... Canciones de Eurovisión 2014. Jajajaja. Últimamente estoy escribiendo cosas sin sentido y quería hacer algo normalito, dentro de lo que cabe, jejeje.

Bueno, los últimos dos "pequeños relatos" tienen sentido, son de una historia que quiero escribir... Remarco el QUIERO. Ésto quiere decir que tengo en mente escribir más, pero que no sé si va a ser una historia completa o se va a quedar en un intento. De momento estoy pasando por una "Crisis de imaginación que no me deja continuar a pesar de saber qué quiero poner y cómo". Escribir, aunque no lo parezca, para mí es difícil porque quiero hacerlo tan bien que me bloqueo. Algún día conseguiré escribir sin repasar mil veces cada palabra que escribo, algún día...

Bueno, que siempre me voy por las ramas, ¡a lo que ibas, Beatriz!


Resulta que ayer me dio por escuchar las canciones de Eurovisión de este año. Desde que soy pequeñita veo Eurovisión. El 25 de mayo es mi cumpleaños y solía coincidir el día que lo celebraba con mi familia con el día de la Final y todos lo veíamos juntos. Aunque con el paso del tiempo esa tradición se ha ido perdiendo, pero aún así yo no he dejado de ver Eurovisión. 

He de reconocer que algunos años me han gustado más que otros, debido a que a veces las canciones que mandaban los países eran horribles o no merecían la pena. Pero este año me gusta bastante. Hay muy buenas canciones, todas ellas muy pegadizas y algunas muy polémicas. 



Para empezar, al ser nuestro país España, empecemos por Ruth Lorenzo, que se presentará a Eurovisión con Dancing in the rain.

No negaré que la canción es preciosa y, además, creo que es una de las mejores que hemos llevado a Eurovisión. En mi opinión, la canción tiene posibilidades de, sino ganar, al menos quedar entre algún puesto de por arriba de la lista.  

Mucha suerte a Ruth.

 Luz, yo quiero ver luz
Poder pintar de color un nuevo amanecer
Vivir, amar, sentir y saber que


Hoy, puede que no salga el sol
Y aunque llueva, tú y yo sabremos bailar
Nadie nos puede parar


We’re dancing in the rain
Dancing in the rain


Life gets you every time
Open up, you never know what you will find
You never know what awaits inside


So live like you’ll never stop
Take this chance and give it everything you’ve got
Come on and let the rhythm drop


We’re dancing in the rain
Dancing in the rain
Keep on like it’s never ending
Keep on till the light of day
Keep on dancing in the rain, the rain, the rain


Deja caer, deja la lluvia caer
The rain, the rain, the rain
Deja caer, deja la lluvia caer
The rain, the rain, the rain


The rain, the rain
Dancing, dancing, dancing…

Dancing (Deja caer), deja la lluvia caer
Y aunque llueva y nos mojemos
No pararemos de bailar
Keep on dancing in the rain, the rain, the rain



A continuación pondré tres canciones de los tres países que más me han gustado: Suecia, Italia y Ucrania.

Empecemos con Suecia. Sanna Nielsen va a representar a Suecia con una canción que se titula Undo. La canción, en mi opinión, tiene mucha fuerza y expresividad y engancha desde que escuchas las primeras notas del piano. Y una vez que su voz entra en escena, estás perdido, te atrapa y te mete dentro de la canción. Preciosa y alucinante. Mucha suerte para Suecia en el Festival de este año.

Silent, I can’t wait here silent
Working up a storm inside my head
Nothing, I just stood for nothing
So I fell for every thing you said


Hear the rumble, hear my voice
Silent I can’t wait here silent
Gotta make a change and make some noise


Undo my sad
Undo what hurts so bad
Undo my pain
Gonna get out through the rain


I know that I am over you
At last I know what I should do
Undo my sad


Trouble, baby I’m in trouble
Every time I look into your eyes
Save me, oh I’m gonna save me
Faraway from all the crazy lies


Hear the rumble, hear my voice

Undo my sad
Undo what hurts so bad
Undo my pain
Gonna get out through the rain


I know that I am over you
At last I know what I should do
Undo my sad


Undo my sad
Undo what hurts so bad
Undo my pain
Gonna get out through the rain


I know that I am over you
At last I know what I should do
Undo my sad


My sad… undo




La canción de Italia de este año me ha gustado mucho, de momento es una de mis favoritas junto con las de Suecia, Ucrania y, por supuesto, España. Es muy movida y con gran fuerza y personalidad, en parte gracias a la cantante, ella le da un toque especial a la canción. Emma Marrone representa este año a Italia con La mia città. ¡Mucha suerte!


Odio andare di fretta, i rumori, la nebbia
Il tempo appeso di questa città
Odio le scarpe col tacco che incastro distratta
Nei tombini invadenti di questa città


Odio me stessa allo specchio
Non per il difetto ma per stupidità
Amo restare in giro sapendo
Di tornare sempre in questa città


E dimmi se c’è un senso al tempo
Al mio vagare inutile
E dimmi se c’è davvero una meta
O dovrò correre per la felicità


E corro, corro avanti e torno indietro
Scappo, voglio prendere il treno
Stringo forte il tuo respiro
E penso a me che non ho un freno


Spingo forte, non ti temo
Voglio tutto, voglio te
Voglio te, voglio te, voglio te 


Amo il traffico in centro, parcheggiare distratta
Il tuo sorriso, la mia instabilità
Amo fare l’offesa senza neanche una scusa
Fare pace la sera, spegni la città


E amo me stessa per questo
Per egocentrismo senza razionalità
Amo prenderti in giro sapendo
Di tornare sempre nella mia città


E dimmi se c’è un senso al tempo
Al mio vagare inutile
E dimmi se c’è davvero una meta
O dovrò correre per la felicità


E corro, corro avanti e torno indietro
Scappo, voglio prendere il treno
Stringo forte il tuo respiro
E penso a me che non ho un freno


Spingo forte. non ti temo
Voglio tutto, voglio te
Voglio te, voglio te, voglio te 


E dimmi se lo vuoi, e dimmi che non sei
Soltanto un riflesso confuso che guardo sul fondo di me 


E corro, corro avanti e torno indietro
Scappo voglio prendere il treno
Stringo forte il tuo respiro
E penso a me che non ho un freno


Spingo forte, non ti temo
Voglio tutto voglio te
Voglio te, voglio te, voglio te



Siguiente país, Ucrania. Maria Yaremchuk representa este 2014 a Ucrania con una canción que me ha gustado muchísimo, Tick-Tock. En mi opinión, sexy y con una fuerza musical que impacta desde el principio de la canción. Mucha suerte a Ucrania, pues tiene posibilidades de quedar en un buen puesto.


I believe that I’ve loved you
Since the first time that I saw you
Bells rang, angels sang
When the light of the night fell on us we knew


Ooh ooh, ooh ooh ooh ooh ooh

We both knew that you were mine
Now cover me, I’ll buy us time, time
Ooh ooh, ooh ooh ooh ooh ooh
Ooh ooh, ooh ooh ooh ooh ooh


Tick-tock, can you hear me go tick-tock?
My heart is like a clock, I’m steady like a rock
Shh, don’t stop, kiss and kiss me till I drop
My heart is like a clock, you wind it with your love


Tick-tock, can you hear me go tick-tock?
My heart is like a clock, I’m steady like a rock
Shh, don’t stop, kiss and kiss me till I drop
My heart is like a clock, you wind it with your love


Now I know it’s too hard to
Go tick-tock without the glimpse of you
If you cave in I break
I keep losing my pace in this endless race


Ooh ooh, ooh ooh ooh ooh ooh

They all know that you’re mine
They can see we belong
Shelter me, you’ll do fine
Wait for me, I’ll buy us time


Tick-tock, can you hear me go tick-tock?
My heart is like a clock, I’m steady like a rock
Shh, don’t stop, kiss and kiss me till I drop
My heart is like a clock, you wind it with your love


Tick-tock, can you hear me go tick-tock?
My heart is like a clock, I’m steady like a rock
Shh, don’t stop, kiss and kiss me till I drop
(My heart is like a clock) Oh, you wind it with your love…


(Tick-tock, can you hear me go tick-tock?)
(My heart is like a clock, I’m steady like a rock) You wind it with your love…
(Shh, don’t stop, kiss and kiss me till I drop)
(My heart is like a clock, you wind it with your love)


Tick-tock



 Una canción que en un principio no me gustaba pero que al final me ha acabado enganchando es la de Francia. Twin Twin representa a Francia con Moustache. Es una canción pegadiza y divertida en francés que después de escucharla unas cuantas veces te acaba gustando, pero no es de esas canciones que puedes escucharlas una y otra vez sin cansarte de ella.


Quelque chose me manque, mais quoi?
Je veux ci, je veux ça
Quand j’dors j’fais des rêves en dollars
Tous les jours j’ai un nouveau costard


Chez moi tout est neuf, tout est beau
Le monde pleure derrière mes rideaux
Je m’en fous, j’habite au dernier étage
J’connais même pas ma femme de ménage


Il y a du cuir dans ma voiture
L’odeur de mon parfum me rassure
Je n’aime pas montrer mes émotions
À la salle de musculation


Je soulève quelques poids et haltères
Mon corps est une machine de guerre
J’ai tout ce qu’on rêverait d’avoir
J’ai peut-être tout, c’est vrai, mais moi j’voulais


Une moustache, moustache, moustache
I wanna have a moustache, moustache, moustache
Quería un bigote


Je veux ci, je veux ça
Il y en a jamais assez pour moi
C’est comme ci, c’est comme ça
Il y a toujours un truc que j’ai pas

 

Je veux ci, je veux ça
Il y en a jamais assez pour moi
C’est comme ci, c’est comme ça
Il y a toujours un truc que j’ai pas


Je veux ci, je veux ça
C’est comme ci, c’est comme ça
Je veux ci, je veux ça
C’est comme ci, c’est comme ça
Il y a toujours un truc que j’ai pas


Alors j’en rajoute encore
Des tonnes de choses derrière mes placards
J’ai des amis quand même
Et même j’ai des amis qui m’aiment


J’me dis j’ai tout pour plaire, j’ai tout pour
J’ai le monde à mes pieds, c’est fou
J’ai tout ce qu’on rêverait d’avoir
J’ai peut-être tout, c’est vrai, mais moi j’voulais


Une moustache, moustache, moustache
I wanna have a moustache, moustache, moustache
Quería un bigote


Je veux ci, je veux ça
Il y en a jamais assez pour moi
C’est comme ci, c’est comme ça
Il y a toujours un truc que j’ai pas


Je veux ci, je veux ça
Il y en a jamais assez pour moi
C’est comme ci, c’est comme ça
Il y a toujours un truc que j’ai pas


J’donnerais tout ce que j’ai contre une moustache
Maintenant je sais c’que j’veux, c’est une moustache
J’pourrais tout laisser, tout donner pour une moustache
J’ai peut-être tout, c’est vrai, mais pas c’que j’voulais


Je veux ci, je veux ça
Il y en a jamais assez pour moi
C’est comme ci, c’est comme ça
Il y a toujours un truc que j’ai pas

Je veux ci, je veux ça
Il y en a jamais assez pour moi
C’est comme ci, c’est comme ça
Il y a toujours un truc que j’ai pas
Une moustache



Y el último país por hoy del que voy a hablar... Polonia. Sus representantes son Donatan & Cleo con la canción My Slowianie o We are Slavic o Slavic Girls (tiene muchos nombres la cancioncita, jajaja). En este caso no es la canción la que ha creado polémica, sino el videoclip. Los de Eurovisión pueden estar contentos este año, tendrán más espectadores debido al videoclip de Polonia. En mi opinión, el videoclip da una muy mala imagen de la mujer, en concreto de las mujeres de Polonia. Pero bueno, cada uno es responsable de sus actos y si ellos quieren dar esa imagen, adelante, nadie se lo impide. Aunque yo me lo habría pensado dos veces...Y da qué pensar el vídeo, pues si así pretenden ganar, es una pena que se tenga que recurrir a eso cuando es un concurso de MÚSICA y no de videoclips musicales. Igualmente, aquí os dejo la canción.

Cleo, Donatan

We’re Slavic girls, we know how to use our charming beauty
Now shake what your mama gave ya, clap your hands to this music
This is our nature, this is our call
This is our hot Slavic blood


We’re Slavic girls, we know how to use our charming beauty
Now shake what your mama gave ya, clap your hands to this music
This is our nature, this is our call
This is our hot Slavic blood


The special thing we have in our genes
Makes us proud of our natural shapes
On our lines you have everything you need
So pour the vodka straight, no need to mix


Cream and butter tastes so good
We prepare for you delicious food
Our beauty’s famous all over the world
You’ve got to see it for yourself and then you will know


We’re Slavic girls, we know how to use our charming beauty
Now shake what your mama gave ya, clap your hands to this music
This is our nature, this is our call
This is our hot Slavic blood


We’re Slavic girls, we know how to use our charming beauty
Now shake what your mama gave ya, clap your hands to this music
This is our nature, this is our call
This is our hot Slavic blood


Just clap your hands with us and move your feet
Clap your hands with us and feel the beat
Clap your hands with us and move your hips
Clap your hands with us and feel the beat


Slavic girls are wicked, adorable, smart
We’re the best wives if you search for the one
Most beautiful ladies, sweet as a cake
You gotta try them before it’s too late


We will find what will make you feel good
If you don’t believe us we can give you sweet proof
Our beauty will always take your breath away
We’ll share the vodka and you’ll understand


We’re Slavic girls, we know how to use our charming beauty
Now shake what your mama gave ya, clap your hands to this music
This is our nature, this is our call
This is our hot Slavic blood


We’re Slavic girls, we know how to use our charming beauty
Now shake what your mama gave ya, clap your hands to this music
This is our nature, this is our call
This is our hot Slavic blood


Just clap your hands with us and move your feet
Clap your hands with us and feel the beat
Clap your hands with us and move your hips
Clap your hands with us and feel the beat



viernes, 4 de abril de 2014

No se puede vivir del pasado cuando el presente nos es esquivo


Y vuelves. Vuelves con esas palabras que hacen que mi corazón deje de latir... Sabes que jamás perdiste ese huequecito en él que por derecho te pertenece y que siempre guardaré para ti. Pero... Pero yo sólo quería olvidar, quería ser feliz, volver a amar.

El problema es que, cuando menos lo espero, apareces. ¡Apareces! Y no puedes aparecer así como así, siendo mi mejor amigo y siendo a la vez una de las personas más importante de mi vida. ¿Sabes lo frustrante que es? ¿Sabes que duele? Ya no como antes, pero ahí sigue una espinita clavada en mi corazón que nunca me podré quitar yo...

Estoy cansada de amarte, no de esperarte. No te equivoques. Que esté aquí no significa que esté sentada esperando a que tú quieras venir a por mí. Soy fuerte y voy hacia adelante, jamás me detendré de nuevo por ti. El único problema es que doy miles de paso para atrás cuando dices algo que me recuerda esas épocas felices. Y es un gran problema, porque ¿qué vamos a hacer?

No podemos amargarnos el uno al otro. No podemos vivir así. Yo soy la primera que no quiere pasar página, pero sé que debemos hacerlo. Ya es pasado, cielo, tenemos que pasar página para poder ser felices. Quizá nuestros destinos se junten en un futuro, pero ahora ambos se tambalean, quieren ir en direcciones opuestas.

Y aunque nuestros corazones susurren que no es lo correcto, aunque nuestros ojos lloren la ausencia, no podemos detenernos en el pasado, porque no hay presente. Piensa si quieres que tenemos un futuro, todo un futuro para descubrir si nuestro destino es estar juntos o separados.

Pero el presente nos es esquivo. Aunque hablemos casi todos los días, aunque sepamos todo el uno del otro... Sabemos que no puede ser, que hay demasiado que temer si no sale bien.

Por lo que el tiempo es lo único que podrá encontrar una solución a nuestro problema.

Hasta entonces, no hace falta que te diga de nuevo lo que siento, porque lo sabes y demasiado bien. Sólo me queda esperar y ser fuerte. Ambos debemos de ser fuertes y olvidar todo lo que ha pasado, por nuestro propio bien y nuestra cordura. Si seguimos rememorando... Entonces nos dolerá más de lo que nos imaginamos.

Por favor, nunca me olvides ni me dejes de lado. Nunca me dejes de hacer sonreír. Nunca dejes de sorprenderme. Nunca dejes de ser tú. Porque sabes que te quería a pesar de todo.

Pero era un sentimiento demasiado fuerte para dos adolescentes. Demasiado intenso y sincero. Y el miedo se interponía entre nosotros...

Pero llegará un día en el que todo se verá claramente. Y entonces podremos averiguar cuál es nuestro destino.

Sea el que sea, buen viaje... Y jamás nos olvides. 

No sólo se vive de los recuerdos, pero éstos te endulzan la vida.

jueves, 3 de abril de 2014

Pequeño relato 2: Leyendas en una noche de tormenta

Frías gotas de lluvia caían sobre una túnica negra que recorría el pequeño pueblo situado en lo alto del acantilado. Con aquella tormenta en su punto álgido, ninguno de sus habitantes se hubiera atrevido a salir de la protección que ofrecían sus casas. Sólo una oscura silueta se percibía, difícilmente, vagando por las calles sin rumbo aparente.

Su paso era rápido, como si estuviera huyendo de algo... Las gotas de lluvia que caían sobre su túnica resbalaban y caían al suelo, escurridizo y húmedo. La tormenta no iba a amainar; al contrario, con cada paso que daba, la lluvia caía con más fuerza.


De repente, un trueno retumbó a lo lejos. Pero nada conseguiría sobresaltarle. Aquel caminante nocturno tenía un claro destino.

Sus pasos le guiaron hacia un camino que llevaba desde el pueblo hasta las orillas del mar, bajo el acantilado... Su destino, el bosque. En concreto, un pequeño claro en el cual, detrás de una cascada, se escondía una cueva.

La cueva estaba alejada de la playa, siguiendo un sendero por el que pocos se atreverían a caminar. Y los más valientes, al llegar al final del sendero, no verían más que una cascada cayendo sobre un gran estanque de aguas turquesas y rodeado de altos árboles que, sin embargo, no ocultaban el sol en los días cálidos...

Pero aquella noche todo era distinto, aquel camino estaba embarrado, resbaladizo, y el estanque no era turquesa. Un negro profundo teñía sus aguas dándole un aspecto tenebroso. Los árboles se cerraban sobre el cielo, impidiendo que la lluvia cayera en aquel claro del bosque.


La leyenda contaba que allí había sido asesinada una mujer, una bruja, y que en el lugar exacto en el que murió había surgido aquella cascada, formando un estanque y escondiendo un oscuro secreto. Los lugareños decían que su magia negra había desviado el curso del río que pasaba por el pueblo para que, en vez de caer al mar por el acantilado, fuera a lo largo de todo el pueblo hacia aquella parte del bosque.

También se hablaba sobre la montaña de la cual nacía el río. Muchas historias contaban que allí, antaño, había existido una orden de caballeros que se hacía llamar "Los caballeros de La cruz del Río". Parte de esta leyenda era real a la vista de todos, pues, en lo alto de la montaña, se distinguía una gran cruz negra, justo en el nacimiento del río.

Pero nunca nadie pudo demostrar la existencia de la Orden de la Cruz del Río. Aquellos valientes que decidían explorar montaña arriba, nunca regresaban... Aunque en apariencia no hacía falta subir la montaña para ver a los caballeros, pues algunos lugareños decían haberlos visto vagando por los bosques... 

martes, 1 de abril de 2014

Pequeño relato

Corría tan rápido que apenas veía por dónde pisaba. Las huellas que sus pies descalzos, desprotegidos de la fría helada, dejaban sobre el manto de nieve se iban borrando según avanzaba.

Las campanas resonaron en la lejanía, triste y lúgubre lamento. Silencioso llanto.

"Corre". "Huye".

El bosque se cerraba a su alrededor, dificultando su paso. Sus brazos se arañaban con las zarzas del improvisado camino que sus pies estaba recorriendo mientras sus ropas, ya de por sí raídas, se hacían jirones dejándola así sin la poca protección que le ofrecían contra la dura nevada.

"No mires atrás". "Vienen a por ti". "¡Más rápido!"


Le faltaba el aliento, sentía que sus pulmones iban a estallar cuando vio el final del bosque. Su corazón se tomó un respiro, volvió a latir. La esperanza surgió fuerte y cálida en su interior. Pronto podría estar en un lugar seguro.

A lo lejos, escuchó a los caballos avanzar. Oyó gritos y maldijo. La estaban alcanzando. Sus pies descalzos no corrían lo suficientemente deprisa... Si la encontraban, sería su fin.

"No te detengas, ahí están". "Lucha por ti, pues nadie más te ayudará".

Corrió aún más rápido, sus pies, llenos de pequeñas heridas y grandes cortes, magullados, congelados, querían pararse, sus piernas empezaron a dejar de responder, su cabeza dio mil vueltas y el bosque se llenó de una tenue bruma que bloqueó su camino y la hizo caer en mitad de un claro del bosque.

El suelo del bosque... Tierra, nieve, sangre... Sería su tumba, les oía acercarse. En ese momento, tirada de cualquier forma en el suelo de aquel claro, tiritando de frío, muerta de miedo, con el corazón en un puño, las voces se callaron, la abandonaron.

No me dejéis sola, pensó, os necesito conmigo...

Rogó, clamó al cielo... Pero de nada sirvió, las voces se habían marchado. Ella ya había cumplido su misión y no recibiría ninguna ayuda por parte de aquellos que la debían proteger. Ese frío y tenebroso bosque, helado, silencioso, olía a muerte. Su muerte.

Sabía que, aunque viera la salida de aquel infierno helado, no podría alcanzarla, los sonidos se iban acercando.

-¡La estamos alcanzando, no podrá escapar!

-¡Quiero a esa bruja muerta! No tengáis piedad.

Amargas lágrimas cayeron de sus ojos, lágrimas que en ningún momento supieron a derrota. Aún herida, aún tirada en el suelo congelada sin poder moverse, lucharía. No había sido educada para morir sin presentar batalla. Y ahora, con su misión cumplida, solamente le quedaba por perder la vida... Había arriesgado todo lo que era, todo lo que tenía... 

Prestaría batalla. No por ella, sino por el futuro.

De repente, los caballos penetraron en el pequeño claro. Los árboles, altos, ocultaban la poca luz que había durante aquella terrible nevada. Las zarzas lo rodeaban... Y la sangre, su sangre, le daba un aspecto macabro.

Sonrió.


No, no podrían con ella. Quizá hoy muriera, pero si pensaban que sería una victoria, estaban muy equivocados.

-¡Allí está! Vamos, no desperdiciéis el tiempo. ¡La bruja tiene que morir!


El grupo de hombres la rodeó. Vieron sus ropas raídas, sus pies heridos, su piel pálida y sus labios casi azules... Estaba al borde de la congelación, no les costaría mucho acabar con su vida.


El jefe del grupo se adelantó y, a sangre fría, clavó su espada en el pecho de la joven mujer, traspasando su vacilante corazón.

Lo que no se esperaban fue la desafiante sonrisa que apareció en su rostro, ni las palabras que nunca llegaron a salir de su boca, pero que todos oyeron y jamás pudieron olvidar:

-Yo os maldigo. A vosotros, caballeros de La Cruz del Río. Os maldigo a mil años de soledad, sin amigos, sin familia, vagando por estos bosques, sin rumbo ni destino, sin sentimientos y sin poder escapar. Sin retorno. Os condeno a una vida de soledad. Pagaréis por vuestros crímenes y no encontraréis descanso hasta que hayáis pagado con vuestra propia sangre...

Los caballeros se miraron los unos a los otros, sus ojos, temerosos, mostraban todo lo que no se atrevían a expresar con palabras... Mientras, una espesa niebla cubría el bosque. 

Ninguno de ellos vio desaparecer el cuerpo de la joven mujer...

lunes, 31 de marzo de 2014

En busca de "mi" tesoro



Este frasco lo compré en el Museo Geominero de Madrid hace unos meses, me encantó

Sé que el oro se caracteriza por su inconfundible color dorado. Pero en este caso he decido modificar el color de la foto. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla, pero a la vez muy simbólica.

El mundo es como es (algo obvio e incluso tonto, pero es un hecho que debo remarcar). Pero... Existen las percepciones, los puntos de vista, los pequeños matices... Y lo que para algunas personas puede ser de una forma, para otras es distinto. Sencillamente porque cada uno tiene una percepción diferente de lo que está a nuestro alrededor, de lo que está frente a nosotros... O de lo que no está.

La vida está llena de pequeños matices que cambian el curso de las cosas que nos van sucediendo. Y en este camino, cada decisión es importante. En mi caso, por ejemplo, decidí ver el oro como lo veis vosotros mismos con vuestros ojos ahí arriba. Probablemente en un principio no hayáis pensado en ello, muchos de vosotros habréis pensado que es una entrada en un blog de lo más tonta...

Pero tenéis que ver más allá de las apariencias.

Os estoy mostrando mi realidad, mi punto de vista, los matices que representan mi vida.

O al menos os estoy introduciendo en parte de esa realidad, os enseño cómo entrar y parte de lo que hay en ella.

En este blog no sólo hay invenciones mías. Hay pensamientos, sueños, ilusiones, realidades... Secretos. Pero todo ello está contado desde un punto de vista específico, con miles de matices que, si otra persona lo contara, podrían cambiar y modificar lo que os hace sentir o pensar.

¿A dónde quiero llegar con todo ésto? Esa es una pregunta algo más complicada de responder, pues ni yo misma sé la respuesta. Sé que os quiero hacer comprender el por qué de muchas palabras que están expresadas en este blog y su por qué.

También sé que os quiero animar a mirar más allá. Pues no siempre las cosas son como las creemos ver.

Al igual que el oro puede ser visto desde diferentes puntos de vista (ya sea cambiando tontamente su color en una fotografía) la realidad también se puede moldear a nuestro gusto, lo que no siempre implica que estemos en lo cierto o que  hagamos bien. Podemos hacerlo por gusto y disgustar a algunos con nuestros puntos de vista... Aunque también podemos moldearlo como quieren los demás, en tal caso, ¿estaríamos mirando por nosotros mismos? ¿Estaríamos enseñando a los demás un reflejo de nuestra propia realidad? ¿O nos estaríamos escondiendo por miedo al siempre odiado "¿Qué dirán?"?

Quizá ninguno de nosotros (ni yo que lo estoy escribiendo ni vosotros que lo estáis leyendo) lleguemos a una respuesta sobre ciertas dudas (no sé si atreverme a catalogarlas como "dudas existenciales") que se leen entre líneas en este corto mensaje. Porque no es un texto cualquiera escrito al azar, no. Es un texto con el que te tienes que parar un momento a pensar y ver más allá.

No busques en el texto las preguntas y las respuestas, pues las que importan no están aquí. Las preguntas importantes son las que se crean en ti después de leer todo ésto... Y sólo tú tienes las respuestas. Quizá otros tengan el poder para guiarte hacia las respuestas, pero éstas están en ti. Tus propias preguntas, tus propias respuestas. Pues (aquí aparecen otra vez los matices) estas preguntas que no me he atrevido a catalogar como existenciales son diferentes para cada uno de nosotros y hay diversas respuestas que nosotros, a lo largo de nuestras vidas, debemos hallar.

Por tanto, pensad en ello. En las percepciones, en los matices que componen vuestra vida... Pensad y hallad las respuestas a tantas preguntas de las cuales os creéis faltos de respuestas cuando las tenéis enfrente o dentro de vosotros.

Porque para mí, ese es mi tesoro: mi realidad, mis sueños, mis matices... Mi mundo. Y me esfuerzo por entenderlo y mejorarlo, por preguntarme y hallar respuestas...

lunes, 24 de marzo de 2014

SIN MIEDO A NADA ~


"Me muero por suplicarte que no te vayas mi vida
Me muero por escucharte decir las cosas que nunca digas
Mas me callo y te marchas, mantengo la esperanza
De ser capaz algún día
De no esconder las heridas que me duelen al pensar
Que te voy queriendo cada día un poco más.
¿Cuánto tiempo vamos a esperar?"


 No me voy a dar por vencida.

TÚ ERES MÍO

Sí, en MAYÚSCULAS, negrita, cursiva y subrayado. ¿Se ve lo suficientemente bien?

Puede que ahora no sea nuestro momento... Sé que no lo es. Tenemos demasiado y no lo queremos perder. A nuestra manera nos queremos, estamos ahí el uno para el otro y, de momento, eso es lo que tenemos que vivir y disfrutar. Tenemos que vivir nuestras vida para poder estar juntos.

Ahora lo veo todo claro. Tenemos miedo, no tenemos experiencia. Necesitamos alejarnos, distanciarnos, para darnos cuenta de que lo nuestro es eterno, es pura necesidad, es una amistad verdadera, preocupación, cariño, ternura, amor, dolor, miedo estrés... Es tantas cosas a la vez que somos incapaces de abarcarlo.

Pero tenemos que aprender a vivir con ello. Yo sé que cada día que pasa, te quiero un poquito más. Por cualquier tontería, me da igual, simplemente sé que estamos destinados. Quizá seamos nuestra propia perdición... Pero ¿y si somos lo que necesitamos para respirar y seguir adelante? Hasta ahora nunca nos hemos distanciado, nunca  hemos discutido, nunca nos hemos peleado... El miedo es un factor clave en nuestra "amistad".

Pero ¿por qué hay miedo? Si lo nuestro sólo fuera una amistad normal, no habría miedo, debido a que la gente discute a diario. Si fuéramos realmente como hermanos, tampoco habría miedo, porque los hermanos jamás se separan... Pero ¿y si entra otro factor? El factor amor. ¿Y si lo mezclamos con "mejores amigos" y "hermanos"? En ese caso tenemos en nuestras manos una bomba que nadie sabe cuándo explotará. Porque es la única explicación razonable, el amor y el miedo juntos... Interfieren, nos echan para atrás porque nos aterra pensar en separarnos. No por amistad, no por considerarnos hermanos. No.

Hay algo mucho más fuerte que todo eso entre nosotros. Y lo veo en tus ojos. Lo veo en tu forma de comportarte... Lo veo cuando te alejas de mí, mi mejor amigo, mi hermano, pero tan distante... Sé que te da miedo hablar de las palabras prohibidas ("amor", "te quiero", "me gustas"...) y también temes hablar de mí, de mis problemas, de mis miedos. Te cierras en banda y ni te das cuenta. Es tan tierno que tengas miedo de acercarme a mí, que tengas miedo de sentir aquello que ya sientes... Porque me quieres y no sólo porque los demás lo digan. Yo, dentro de mí, lo sé.


"Me muero por abrazarte y que me abraces tan fuerte
Me muero por divertirte y que me beses cuando despierte
Acomodado en tu pecho, hasta que el sol aparezca
Me voy perdiendo en tu aroma
Me voy perdiendo en tus labios que se acercan
Susurrando palabras que llegan a este pobre corazón
Voy sintiendo el fuego en mi interior"


Cielo, necesitamos que la vida nos enseñe, nos enseñe cómo quitarnos el miedo... Cómo ser nosotros y darnos cuenta de lo que nuestros ojos gritan y nuestros corazones lloran... Porque sé que cuando estamos tú y yo juntos, el resto del mundo se olvida. Sé que cuando me miras, se te pasa el tiempo volando. Y aunque tengas otras cosas en mente, es imposible que dejes de fijarte en mí. A veces me evitas, a veces te acercas de más... Me tratas distinto que a los demás. Y todo el mundo lo ve. Nos miran cuando estamos juntos y quizá piensan "Vaya par de enamorados más tontos, se les ve muy bien juntos, ambos centrados el uno en el otro, pero sin darse cuenta de lo que hay entre ellos"...

Porque nuestros amigos nos miran y hablan. Al menos eso creo yo, porque ya ni siquiera quiero preguntar. Yo lo que ahora busco es olvidar, enterrar mi amor por ti... Y dejarlo salir cuando sea nuestro momento.



"Me muero por conocerte, saber qué es lo que piensas
Abrir todas tus puertas
Y vencer esas tormentas que nos quieran abatir.
Centrar en tus ojos mi mirada, cantar contigo al alba
Besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
Y ver en tu rostro cada día crecer esa semilla, crear, soñar
Dejar todo surgir, aparcando el miedo a sufrir"


 ¿Entiendes ahora lo que nos estamos perdiendo?

Algún día lo verás. Cuando hayamos reunido la experiencia suficiente como para saber qué hay entre nosotros. Sé que siempre serás mi primer amor, aunque espero que no seas el único si al final tengo que aprender a vivir sin ti. Sería muy duro estar sin aquella persona que te da el aire, la vida, el sentido... 

Y lo peor es que me costará acostumbrarme si me tengo que conformar con nuestra amistad. Tendré que olvidar ese fuego que despiertas en mi interior, esos ojos que miran más allá de mí yo exterior hasta ver mi yo más secreto... Echaré de menos tantas cosas de ti. Tus tonterías, tu risa, tu forma de correr, nuestras "peleas"...

Dios, me aferraré a ellas todo lo que pueda y más. En los momentos en los que nos peleamos con las guantillas (guantes de kárate usados en nuestro caso para poder pegar sin hacer daño, aunque los golpes me los llevo igualmente), en esos momentos sólo estamos tú y yo. Ambos concentrados en el otro... Controlamos nuestros movimientos, nuestros ojos, cada paso, olvidamos a la gente que pasa a nuestro alrededor, a aquellos amigos que nos miran... 


Y media hora de pelea se nos pasa en un suspiro. Con mis típicas tonterías y tus golpes certeros sin afán de hacer daño. Aunque he de decir que el que me diste sin querer en el ojo, aún con guantillas, dolió bastante... Pero me dio igual, yo seguía ahí peleando. Necesitaba quitarme el estrés de encima y desquitarme. Te di un buen golpe en la barbilla. Si no tuvieras esos reflejos y no fueras un experto en kárate y si no me dejaras medio ganar... Aunque esa no te la esperabas, ni esa ni otras cuantas, lo que me hace estar orgullosa de mí misma, aunque te desesperes conmigo y a la vez te metas conmigo porque dices que no llego a pegarte... Ya verás con un poco más de práctica quién necesita ponerse las guantillas para no hacer daño...


"Me muero por explicarte lo que pasa por mi mente
Me muero por intrigarte, y seguir siendo capaz de sorprenderte
Sentir cada día ese flechazo al verte.
¿Que mas dará lo que digan? ¿Qué mas dará lo que piensen?
Si estoy loca es cosa mía, y ahora vuelvo a mirar
El mundo a mi favor, vuelvo a ver brillar la luz del sol".


Así que, mi amor, mi todo, mi vida... Aquí seguiré, sufriendo y disfrutando nuestra amistad, atesorando tardes como las de hoy, momentos como los de hoy, cuando tus ojos y los míos se encontraban... Y, aunque no prometo esperarte, prometo quererte durante el resto de mis días. Aunque sea otro quien me bese, aunque sea otro al que ame. Tú siempre tendrás un huequecito en mi corazón, te lo mereces. 

Aunque te alejes, siempre te llevaré conmigo.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Recuerdos con sabor a "Una foto en blanco y negro"

Y aún recuerdo ese día... Jamás se borrará de mi mente.

Quizá no recuerde la primera vez que te vi, quizá no recuerde cómo era tu rostro cuando éramos pequeños, pero sí recuerdo el momento exacto en el que supe que me gustabas. Por aquel entonces la niña que yo era no sabía que ese simple acto, ese pensamiento, llevaría a todo lo que nos ha pasado hasta ahora...

Tendría... ¿Cuántos? ¿Entre diez y doce años? Sí, rondaría esa edad. Mi mente, con el paso de los años, se ha ido olvidando de los detalles más insignificantes... Porque lo importante de esta historia es lo que causó que supiera de mi amor por ti. Sería interesante saber la edad, no lo niego, para ver cuántos años hace que te quiero y que lo sé... Pero lo dicho, tendría once años, harán seis años que sé lo que siento por ti...

Seis largos años en los que han pasado tantas cosas que nunca me habría podido imaginar... ¿Cómo iba a saber esa niña pequeña que algún día tendría el valor de mirarte a la cara y decir lo que sentía? Y no una vez, no, ¡dos veces! Y miedo me da, porque dicen que no hay dos sin tres y soy demasiado lanzada y sincera...

Pero ahora estoy esperando. Espero a que tú me digas algo. No soy yo la que tiene que dar el siguiente paso y me guardaré esa tercera oportunidad que me queda para más adelante...

Me voy por las ramas. A lo que iba. La primera vez que supe que te quería... O al menos que me gustabas.

Por aquella época yo iba a clases de guitarra en una parroquia que hay cerca de mi casa (respecto a lo de la parroquia, he de decir que, a día de hoy, creo en mi propio Dios, no en las religiones que me venden, pero ese es otro tema que otro día tocaremos, no apto para aquellos que no estén dispuestos a ver un punto de vista distinto de las religiones y de Dios, pero somos libres de expresarnos, ¿verdad?).

Total, que me sigo yendo por las ramas. Aquel viernes (sí, recuerdo que era los viernes cuando iba a guitarra), el profesor nos dio a elegir qué canción queríamos tocar aquel día de las que ya nos sabíamos... Y un curioso pensamiento vino a mi mente mientras veía las partituras. En concreto, cuando vi una.


Una foto en blanco y negro - El canto del loco
(Incluyo la canción, para quien no la conozca)

Solamente oír tu voz
Ver tu foto en blanco y negro
Recorrer esa ciudad
Yo ya me muero de amor

Ver la vida sin reloj
Y contarte mis secretos
No saber ya si besarte
O esperar que salga solo
 
Y vivir así, yo quiero vivir así
Ni siquiera sé si sientes tú lo mismo
 
Me desperté soñando
Que estaba a tu lado
Y me quedé pensando
¿Qué tienen esas manos?
Sé que no es el momento
Para que pase algo

Quiero volverte a ver
Quiero volverte a ver
Quiero volverte a ver
 
Y me siento como un niño
Imaginándome contigo
Como si hubiéramos ganado
Por habernos conocido
 
Esta sensación extraña
Hoy se adueña de mi casa
Juega con esa sonrisa
Dibujándola a sus anchas

Y vivir así, yo quiero vivir así
Ni siquiera sé si sientes tú lo mismo

Me desperté soñando
Que estaba a tu lado
Y me quedé pensando
¿Qué tienen esas manos?
Sé que no es el momento
Para que pase algo

Quiero volverte a ver
Quiero volverte a ver
Quiero volverte a ver



Bueno, ahí tenéis la canción que jamás olvidaré y que me cambió la vida.

En cuanto la vi... Al tocarla, la sentí de verdad. Sentí su letra, sus acordes sonando en mi guitarra... 

La música viviendo a través de mí. 

Y tu imagen vino a mi cabeza, tus sonrisas, tu forma de ser, todo aquello que hizo que, poco a poco, año tras año, me fuera enamorando de ti... Le pedí al profesor que la tocáramos, que me hacía mucha ilusión. Y sí, la estuvimos tocando con la guitarra mientras con cada acorde tú te ibas colando un poquito más en mi corazón... 

Desde entonces tienes en él un huequecito que te pertenece, que está a la espera de que lo reclames y lo hagas tuyo... Y no sólo ese pedacito de corazón. Mi corazón entero late por ti.

Fueron pasando los años, al principio éramos simplemente "muy amigos", pero no tanto como lo somos ahora. Me sorprende mirar atrás y ver el miedo y la vergüenza que tenía siempre al estar a tu alrededor y poder decir algo mal... Y ahora, años después, nos pasamos el día hablando, haciendo bromas...

Quién iba a decir que acabaríamos siendo mejores amigos, casi como hermanos. 

Yo desde luego no me lo habría esperado. Siempre pensé en nosotros como "amigos", nada más. Pero lo curioso de la vida es que da miles de vueltas y acabamos siendo "mejores amigos", nuestros amigos nos ven incluso como "hermanos"... Hemos acabado siendo inseparables. Por todo lo que hemos pasado juntos y aún seguimos el uno al lado del otro... 

Y la sonrisa tonta que, después de tantos años a tu lado, sigue apareciendo en mi rostro al pensar en todo ésto simplemente no tiene precio.

Aunque... Aunque, por mucho que te quiera desde aquel viernes que jamás se borrará de mi memoria, a pesar de que he arriesgado mucho por ti... Ambos sabemos que te esperaré un tiempo, pero que mi vida no gira en torno a ti ni que te voy a esperar toda la vida. Mi espera tiene un límite, cielo. Ahora no me es difícil esperarte pues te veo todos los días y compartimos muchas cosas...

Pero dentro de un tiempo, cuando quizá nos distanciemos, las cosas serán distintas... Tu tiempo se acaba, cariño. Date prisa en saber si me quieres a tu lado o no. Porque no suelo dar segundas oportunidades... Y a ti ya te he dado miles y no habrá, de momento, ninguna más. Tienes esta última pasando por delante de ti. Corre y aprovecha lo que te estoy ofreciendo, porque si no, puede que ambos nos arrepintamos en un futuro...


O puede que ese futuro que nos va a separar nos una más adelante. La vida es tan impredecible y da tantísimas vueltas...

De momento me conformo con vivir a tu lado, con ser tu mejor amiga, tu hermana, esa chica que sabe cómo hacerte de rabiar, que sabe tantas cosas de que, a la que siempre estás picando y por la que tanto te preocupas y tanto miedo te da preocuparte por ella...


Nuestra historia es complicada y contradictoria, lo sé. Pero también sé que en un futuro, cielo, todo se va a aclarar.

Hasta entonces, no te separes todavía de mi lado, aún te necesito conmigo, como mi mejor amigo, como mi hermano... Como aquella persona que siempre me ha guiado, ayudado, querido, mimado... Como mi todo.

Cuídate y recuerda: No me olvides... Búscame.

Día del soneto, cortesía de mi hermano pequeño


Bueno, bloggeros, ¡hoy estoy feliz! :)

¿Por qué? 

Bueno, la razón es muy sencilla y muy tonta, la verdad, jajaja. Pero lo cierto es que me he animado al escribir un soneto con mi hermano. Lo tenía que hacer para clase y me ha pedido ayuda... Cómo no, al final he acabado escribiendo yo casi todo el poema. 

Aunque he de admitir que muchas cosas que aparecen en el soneto son suyas, el pobre ha puesto su granito de arena... Más le vale, tenía que hacerlo él, no yo, jajajaja. Pero bueno, es mi hermano, ¿qué le voy a hacer? Jamás le podré decir que no.

Bueno, aquí os dejo nuestro soneto, espero que os guste ;)

Nunca olvides amarme...


Oh, bella, dulce y triste azucena,
cálido destello del nuevo día.
Oh, sabia, maldita y amarga pena,
frío despertar de la fantasía.

¿Cómo librarnos de nuestra condena?
¿Podremos estar juntos algún día?
A lo lejos, tu voz triste, serena,
clama con lúgubre melancolía.

Cuando mis rayos intentan besarte
y tus pétalos quieren alcanzarme,
la cruel distancia me impide amarte.

Llegó la noche, tuve que marcharme.
Llegó el invierno, te vi marchitarte.
Mi bella flor, nunca olvides amarme.

lunes, 17 de marzo de 2014

Beyond the stars...

Y en ese momento sentí tus manos sobre mis hombros... 

Y mi mente voló, voló lejos de aquel partido de fútbol, se escapó a otra realidad en la cual esos brazos que rara vez me rozaban estaban constantemente a mi alrededor. Otra realidad de sueños e ilusiones, de amor y pasiones. Una realidad en la cual tus manos se posaban en mi cara y tus ojos me decían que me amaban...

Una realidad imposible.


Mi mente tuvo que volver a centrarse en el presente. 


Mi momento de felicidad había pasado: tus manos se habían alejado de mis hombros. Te sentía a mi espalda, sentía tu calor... Y me preguntaban si ese pequeño contacto nos había causado lo mismo a ambos.

Mi mente se había colapsado y se había quedado soñando, sólo unos segundos, pero unos segundos muy preciados ya que rara vez me tocabas.


Sueles estar a mi alrededor, como un satélite que gira en torno a mí...


¡Ya está! La metáfora perfecta. Somos un planeta con su satélite... Pero ¿quién es quién? Quizá ambos seamos un satélite de un mismo planeta, destinados a estar juntos, condenados a vivir separados, a vernos de lejos, a estar casi tan cerca que nos rozamos, con los ojos nos amamos, ojos que dicen "Te quiero".


Pero nos separan... Cada satélite tiene que seguir viajando por su órbita. Esa es nuestra condena. 


Tan cerca y a la vez tan lejos...

Nuestros brazos se extienden, queriendo acercarnos, aproximarnos todo lo que podamos. Y en un punto, las yemas de nuestros dedos se rozan, causando que brillemos como todas esas estrellas que día a día nos acompañan, brillantes estrellas que caen de nuestros ojos y se quedan a nuestro alrededor... Convirtiéndose en meteoritos que, al ir aumentando su número, nos impiden alcanzarnos, vernos...

Por mucho que brillemos, por mucho que nuestros ojos se busquen, por mucho amor que muestren...


Los meteoritos se imponen en el camino de dos pequeños satélites cuyo sueño es dejar de girar en torno al planeta al que pertenecen y poder abrazarse, poder amarse...


Tú y yo somos esos dos satélites, desesperados, desesperados... Vamos tan rápido, no sabemos si en la dirección correcta o no. Y tenemos miedo, porque el impacto podría hacernos desaparecer...


No podemos frenar, cada vez seguimos nuestra órbita más deprisa, con más ganas de llegar al punto en el que nos rozamos, nos sentimos, nos miramos... Y esas ganas nos están alejando, pueden en cualquier momento cambiar el rumbo de nuestro destino...


Queremos acercarnos y de la velocidad a la que vamos tenemos miedo de encontrarnos y destruirnos el uno al otro. Tenemos miedo de perder todo aquello por lo que hemos luchado...


Porque, después de todo, sólo somos dos tristes satélites girando en torno a un gran planeta al que ni siquiera importamos, nos mira con desdén, observa nuestro amor desde la distancia, con ojos codiciosos y malicia... Y cuánto más nos alejamos, más te acerca hacia sí, me aleja de tus brazos.


E intento gritar; mil estrellas fugaces salen de mí, dirigidas a ti. Claman al cielo oscuro, al universo infinito, por nuestro amor. Te llaman, te buscan, me traen noticias tuyas... Mil estrellas más se derraman por mis ojos, dejando estelas de luz, destellos de sentimientos y sueños a mi alrededor... Que se convierten en dañinos meteoritos que poco a poco crean una coraza a mi alrededor...


Ya no me ves. Ya no te veo. Nuestros sueños e ilusiones se han convertido en piedra a nuestro alrededor, destrozando todo aquello que nos daba la vida...


Nos da igual ya la velocidad.


En el eterno universo nuestra danza es contemplada por miles de ojos sin hogar, alejados igual que tú y yo, encerrados en sus propios sueños e ilusiones, convertidos en los más feos temores...


Y yo, un simple satélite que ahora gira a tu alrededor, quiero romper esas cadenas de meteoritos que me impiden observar a mi eje, a mi recién descubierto Todo. Porque ya no eres un satélite, eres mi planeta, eres lo que me da la vida... Reluces sin mi, feliz con tu nueva posición, te olvidaste de quién te ayudó a llegar a donde estás...


Y hasta que no me quite esa coraza, no podré dejar de ser un satélite más, no podré convertirme en tu Sol... En aquello que te da a ti la vida, aquello que te hace sentir, que te da calor, amor...


Algún día, los dos satélites dejarán de serlo, tú serás mi planeta, yo seré tu Sol, te daré luz, te daré calor... Mis dulces rayos llegarán a ti y la distancia jamás será un problema, porque tus brazos me rodearán, tus ojos me dirán la verdad... 


Y sé que juntos, tú y yo, al final podremos estar...