sábado, 16 de junio de 2012

Delirios del corazón

Valentía y estupidez


Miro a la vida a la cara,
me enfrento con valentía al mañana,
no sé qué me deparará el futuro,
sólo sé que no será al lado tuyo.

Pero aunque duele y mucho,
sé asumir una derrota con alegría
porque lo que ahora me quita la vida
me dará valor para enfrentarme al mundo.

Sé que ahora mi sangra mi corazón,
sé que siente un inmenos dolor,
pero todo eso lo compensa el valor
que tuve y que defenderé con pasió.
Porque el valor es lo que nos ayuda a vivir,
nos da las fuerzas que necesitamos para seguir
y por muy mal que nos haga sentir,
sabemos que nunca lo dejaremos partir.
Es aquello que guardaremos como un tesoro
como una preciada pieza de oro,
porque aunque el dinero no lo sea todo,
con lo que más aprecian los otros
comparamos lo que más apreciamos
y con aprecio siempre lo guardamos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada