lunes, 23 de julio de 2012

What happened to the girl who could overlook the world?

Noches de salvaje belleza


Era noche de luna llena,
noche de eterna soledad.
Era yo aquella niña pequeña
que tenía miedo a la oscuridad.

¿Era simple miedo lo que sentía
mezclado con fantasías?
¿Era aquello solamante terror
junto con una extraña fascinación?

Miré al suelo, miré mis manos.
Todo cubierto de sangre roja.
De los árboles caían pequeñas hojas,
que cubrían la sangre como un manto.

Ocultaban la evidencia de mi maldad...
¿Quién si quiera podría imaginar
que aquella niña de tan corta edad
pudiera causar tanto mal?

Una malvada risa entrecortada
salió de sus infantiles labios.
Nadie, pensaron aquellos labios sabios.
Nadie, gritó con voz apasionada.

La noche era su dulce compañera,
la cuna de sus travesuras,
y la ocultaba de todos aquellos que la temieran,
la ocultaban sin fisuras.

Y la niña creció y creció,
en un ser salvaje se convirtió,
de salvaje hermosura fue bendecida
y se creó la maldición sabida.

Al escucharla,
la cara de la niña palideció.
Al rememorarla,
la mujer que era, huyó.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada