lunes, 22 de octubre de 2012

Continuación de la pequeña historia

 Y a estas alturas... ¿Qué queda por decir?


 "Pequeñas confesiones
 ¿Decirte que te quiero cuando ya te lo he dicho? ¿Decierte que tengo miedo de que todo sea un sueño? Porque nunca me han ido las cosas bien y todo siempre acaba mal... Todo acababa con mi corazón dañado y conmigo llorando...
La clave está en que acababa...
Y no quiero que esto termine, sería algo horrible que no sé si mi corazón (pisoteado, hecho trizas, maltratado) sabría aguantar...
Pero a pesar de todo, aquí estoy, escribiendo consas sentidas sin sentido aparente que se esconden a mi mente y huyen a su rincón.
Y nadie sabe lo que pasará en un futuro... Pero en este presente, tengo miedo también de ser agobiante, estresante, pesada, insoportable... Porque ya me lo han dicho y no quiero que se repita... No quiero que quello pase de nuevo. Pero no sé cómo evitarlo...
De momento, sólo quisiera decirte que... 
Te echo de menos."
 La chica tachó algunas palabras de lo escrito... No quería reescribirlo, pero tampoco quería que aparecieran y que le trajeran doloros recuerdos a la mente...
 Dejó de escribir en su cuaderno. No sabía qué más poner y era hora de seguir estudiando... Pero quería dejar por escrito esos pensamientos, esas sensaciones, todo... Para posteriormente poder pensarlas con claridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada