martes, 22 de mayo de 2012

La dura y no por ello menos comprensiva vida...

¿Qué es mi vida?



Ahora lo sé, es una sucesión de mentiras, de engaños, de traiciones... Es algo vacío, sin sentido. Lucho por un futuro incierto, lucho por algo imposible, lucho por tantas cosas que ahora me parecen tonterías, que a veces pienso en dejar de luchar...

¿Para qué luchar si la gente siempre te da la espalda? ¿Luchar para morir por quienes te dejaron de lado? ¿Luchar por algo que me parece inútil e insulso?



 
Pero sé que por mucho que me cueste y me duela, seguiré luchando, ya que es lo único que me mantiene viva, eso y las pocas amigas en las que puedo confiar, sé que no tengo nada más, sé que puedo perder todo lo que tengo en un pequeño parpadeo y sé que lo perderé, nada es eterno y la vida es un juego: si sabes jugar bien tus cartas, consigues llegar a algo parecido a la felicidad.

Pero si estás jugando con fuego, es ganar o morir, es conseguir que todos los demás pierdan para poder mantenerte tú, es ser cruel e hipócrita con los demás. Por eso una de las mejores opciones es dejar que las cosas pasen sin que nosotros intervengamos, ser unos meros expectadores de la vida, viendo cómo esta se ríe de nuestros intentos de mejorar...

 


¿Algo que doy por seguro? La muerte ¿Algo diario en mi vida? El sufrimiento... ¿Lo que más desearía y que es lo más escaso? Una simple sonrisa verdadera, un gesto de sincera amistad, un "Te quiero" dicho por la persona indicada, un " Pase lo que pase me tendrás a tu lado"...

Quiero cosas que la gente dar por seguras en su vida sin pensar que para otras es un bien escaso, incluso único, con el que solo pueden soñar...

Pero como bien acabo de decir, son sólo sueños, historias que la mente de una adolescente crea para que esta no se sienta tan mal, tonterías que esa chica quiere que sucedan, porque aunque puedan ser estupideces, son sus sueños... Los cuales no dejaré de perseguir hasta que ellos se harten de mi.



 
Así que, ¿qué es mi vida? La verdad es que ni yo lo sé, pero puedo asegurar que un día de estos lo descubriré, conseguiré todo lo que me proponga sólo por ver la cara que pondrán aquellos que me intentaron hundir. Verán que soy más fuerte que todos sus miedos por intentar superarme, verán que al final la vida da a cada uno lo que se merece.

Y aunque no sé qué me merezco, sé que algo tiene que haber por ahí para mi. Sólo me tengo que fijar bien, descubrirlo o buscarlo mejor. Me tendré que seguir esforzando, pero sé que merecerá la pena, aunque para ello tenga que pasar por miles de millones de sufrimientos... Merecerá la pena vivir, ser feliz y estar orgullosa de mi misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada