miércoles, 2 de mayo de 2012

Esperanzas, ilusiones y nuevas sensaciones

Un nuevo comienzo...


Los sueños y las ilusiones nacen juntos y juntos pueden formar un nuevo futuro, nuevas perspectivas y nuevos proyectos. Pero todo necesita un pequeño empujón, que a veces puede hacer que nos caigamos al suelo y nos dañemos, pero debemos levantarnos y seguir adelante para conseguirlo. Y aunque después sea muy difícil, merecerá la pena si es lo que nosotros queremos.

Por eso debemos seguir viviendo a pesar de los malos momentos. ¡Debemos seguir sonriendo! Igual que nadie se merece nuestro sufrimiento, nadie, y menos aquellos que nos lo han hecho pasar mal, se merecen la satisfacción de ver que hemos caído... Por todo ello debemos de estar felices, aunque no nos creamos capaces, por muy difícil o complicado que lo veamos...
Siempre será mejor el placer que produce una sonrisa al dolor que da una derrota...

Y lo que más nos ayuda con todo son nuestros sueños, también llamados esperanzas o ilusiones... Son los que nos ayudan a mantenernos firmes y a seguir nuestro camino, porque por muy duro que sea, nos hace imaginar que lo que hay al final, la recompensa tan esperada, merece la pena. Los sueños pueden ser sólo sueños y no llegar a cumplirse jamás o pueden convertirse en la realidad, que aunque a veces parezca dura y fuera de lugar, en ella siempre habrá un huquecito para todos esos momentos de felicidad que no sólo debemos vivir, sino de los que debemos aprender para que cuando estemos en la oscuridad, podamos recordad cómo devolver la viveza a nuestras vidas.



Y nunca, nunca jamás debemos rendirnos. Por muy mal que hagamos las cosas, por mucho daño que nos hagan o por muy difíciles que veamos las cosas, jamás debemos dar nada por perdido. Podemos intentarlo una y otra vez y no salirnos hasta que haya pasado un montón de tiempo o puede que después del cuarto o el quinto intento nos salga; incluso puede que a la primera. Pero eso no lo sabremos si no lo intentamos. Y es mejor fallar sabiendo que por lo menos quisiste conseguirlo, buscaste los medios, probaste y no lo conseguiste, a quedarte con la duda de qué habría pasado si lo hubieras intentado...


Y aunque por desgracia nada es para siempre, tendrás el recuerdo, algunos mejores que otros, pero todos igual de bellos e indispensables en tu vida. Sin ellos no serías quien eres ni podrías ser quien serás en un futuro no muy lejano. Por eso hay que disfrutar del momento, de cada sentimientos, de todas las nuevas sensaciones, porque podrían ser la última vez que las vivieras... Por eso mejor guardar un "para siempre" y sustituirlo por un "ahora". Porque tenemos que vivir en el presente, ¡en este mismo instante! No podemos dejarnos guiar por sentimientos dañinos del pasado o falsas ilusiones de futuro, no. Tenemos que vivir nuestra vida según nos dicta cada momento de ella, sin miedo, con firmeza y seguridad.



Así que por último os dejo esta maravillosa frase que resume toda esta entrada. Una frase que nos anima a seguir adelante a pesar de las vicisitudes que se interpongan en nuestro camino. Debemos vivir y dejar vivir por un mejor futuro mientras vivimos el presente que nosotros mismos hemos elegido con nuestras dudas, miedos y decisiones del pasado.

¡¡ Wake up and live !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada