miércoles, 5 de septiembre de 2012

Love is in the air...

But the air is polluted with poison


Se me han ido las ganas de vivir,
de sentir lo que sentía,
por ti.

Por tu culpa no vuelvo a ser la misma.
Estoy perdida
en un mar sin salida.
Intentando resolver este enigma.

Una palabra lo compone,
seguida de muchas ilusiones,
traicionada por muchos más dolores,
destrozada y convertida en rotos corazones.

Una palabra compuesta de cinco sílabas
que viven presas en jaulas de palabras,
que viven por siempre atadas
a sonidos que las hacen efímeras.

Una palabra compuesta de diez letras,
letras usadas por poetas,
puestas en papeles de colores,
convertidas en sombras de sensaciones anteriores.

Pocos pueden decir de conocer dicha palabra,
pues, aunque millones de veces usada,
su verdadero significado sigue guardado
bajo la llave de cada pequeño corazón robado.

La mayoría lo dice por decir,
ilusos creen que la pueden sentir,
honrados comprenden que vaga por ahí,
enamorados no la creen vivir,
dolidos la odian hasta morir,
esperzanzados la buscan hasta el fin...

Y así, uno por uno, la palbra va atacando.
Dependiendo del enamorado
hace más menos daño.

Dicha palabra, referida a mí,
sería "enamorada".
Dicha palabra, pensando en ti,
sería "tonta con corazón en llamas".

Porque arde, mi corazón arde en mi interior.
Podrías pensar que es por amor,
pero en mí, mi corazón arde en el fuego del dolor.

Es tato su pobre prisionero
como un cruel compañero de juego.
Porque ambos juegan conmigo,
sin dejarme llevar el pasado al olvido.

Sé que el amor es una historia sin final,
siempre de aquí para allá.
También sé que algún día lo he de encontrar.

Pero de momento escapa
y estos versos son la prueba.
Pero cuando vea que de nuevo ataca,
abriré mi corazón sin miedo y sincera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada