domingo, 19 de agosto de 2012

Dying for nothing is lying to oneself...


Inevitable end, we have always died.




Los cobardes mueren muchas veces antes de acabar,
mas solo una vez gusta su muerte el bravo.
De todos los prodigios que he escuchado,
el más extraño es que los hombres teman,
ya que la muerte, inevitable fin,
va a venir cuando tenga que venir.

William Shakespeare, Julio César, acto II, escena II


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada