domingo, 13 de enero de 2013

"¿Qué es?" Primera parte.



¿Qué es la vida? ¿Qué es la muerte? ¿Qué es la realidad? ¿Qué es la fantasía? ¿Qué es la verdad? ¿Qué es... qué?


Son preguntas, esas pocas junto a otras muchas, que me hago frecuentemente... Porque me interesa saber por qué me ha tocado a mí vivir, por qué soy quien soy y no otra persona distinta, por qué me pasa lo que me pasa... Por qué, simplemente por qué... 

Muchas preguntas, demasiadas, ¿pero hay respuestas? No.

Hasta ahora, lo único que sé de la vida, la muerte, de nuestro propio mundo, es aquello que he aprendido tanto en el colegio, en el instituto, como por mí misma en los libros o por mi familia, amigos, conocidos... Pero ¿quién sabe si todo lo aprendido hasta ahora es verdad? Puede que todos vivamos en una fantasía, que nuestras vidas sean un juego al que jueguen seres más avanzados... Podemos hacer miles de suposiciones, pero la gente seguirá sin creerlas. O seguirá pensando las suyas propias. O... O se dejarán cegar por unos pocos y ,a partir de ahí, dejarán de pensar lo que quieren y se dejarán manipular...

A lo que voy es a que poco sabemos del mundo en el que vivimos. Sí, científicamente hay un universo, que tiene miles de millones de años, con planetas y demás... ¿Pero quién sabe si hay vida en esos planetas? ¿Quién sabe si ahora mismo nos están observando? Pueden ser como nosotros, o distintos, muy distintos, pero puede que tengamos cosas en común... 

Porque, pensad por un momento, si la vida se ha desarrollado en la tierra, ¿qué le impide a esa misma vida tomar forma en otros planetas? Pensad también que nuestra especie, y no sólo me refiero a los humanos, si no a todos aquellos que habitamos la Tierra, nacimos con unas cualidades, con unas debilidades, todo ello especial y único (que sepamos) de nuestra especie... Pero ¿quién nos dice que otra posible vida que se haya desarrollado en otro planeta haya nacido con esas mismas cualidades y debilidades? A lo mejor no tienen que respirar, o si respiran, no necesitan del aire como nosotros... O quizá no se pongan enfermos, puede que vivan más tiempo, que se desarrollen más deprisa, que sean más inteligentes o no... Volvemos a lo mismo de antes, sólo podemos hacer suposiciones, muchas suposiciones. ¿Pero qué pasaría si alguna fuera acertada?

Pensad también en todos los tipos de vida que hay en nuestro mundo: peces, pájaros, serpientes, mariposas, humanos... Todo tiene su razón de ser. Todo. Por lo menos desde mi opinión. Así que pensad que los peces pueden nadar y vivir bajo el agua, pero no hablar ni andar; los pájaros pueden volar, andar, pero tampoco hablan; las serpientes no tienen piernas, ni brazos, ni alas, tampoco hablan, pero tienen escamas, veneno, son buenas para la caza; las mariposas vuelan como los pájaros, tienen plumas y no escamas como los peces y las serpientes, respiran pero no hablan y no nacen mariposa, se convierten, pasan de ser una larva a una bella mariposa... Lo que tienen en común todos ellos es que son iguales, pero distintos. Todos se mueven y aunque no hablen, se comunican, son distintos pero saben comunicarse entre ellos, ya sea con el color de su piel o pelaje, con sus movimientos... 

Vayamos al caso de la mariposa antes de pasar a describir al ser humano... Una mariposa pone huevos y de ellos salen larvas... No mariposas. Debido a la metamorfosis, la larva pasa a ser una bella mariposa... Y yo me pregunto, ¿por qué? No por qué ocurre la metamorfosis, sino ¿por qué las mariposas pueden hacer eso? Y quien dice mariposas, dice cualquier otro ser vivo que lo pueda hacer... ¿Quién nos dice a nosotros que la muerte de un ser humano no es similar a la metamorfosis? Sería un tema interesante de tratar. Porque mucha gente se pregunta qué hay tras la muerte... Reencarnación, dicen algunos. Nada dicen otros... ¿Y si simplemente cambiamos? ¿Qué pasaría si la muerte fuera sólo una transformación? Pues, según mi punto de vista, es imposible que la vida acabe en la muerte. Porque, ¿qué es la muerte?

Bueno, todo esto lo plantearé desde mi punto de vista más adelante. Ahora, hablemos del ser humano y una cosa llevará a la otra, tranquilos.


Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada